Monday 04th January 2016,
Sobre4ruedas.com

Porsche Cayenne Turbo S 2015, 550 caballos de fuerza en una SUV

Los “puristas” que en 2002 criticaron a la Porsche por la salida al mercado de la Cayenne, seguramente nunca imaginaron algo como la Porsche Cayenne Turbo S 2015.

La nueva versión de una de las SUVs deportivas de lujo más populares del mundo, es la más poderosa jamás producida por la casa de Stuttgart, gracias a su motor V8 bi-turbo que genera 550 caballos de fuerza, eso es 50 más que la Cayenne Turbo, que ya era mucho más que suficiente.

Con el nuevo tren motor, que se completa con la transmisión automática de ocho cambios y produce 553 libras de torsión por pie lineal, la nueva Porsche Cayenne Turbo S, acelera de 0 a 60 millas por hora en 4.3 segundos y alcanza las 176 millas por hora de velocidad máxima, según los cálculos de la Porsche.

¿Habrá todavía alguien que pueda criticar a Porsche por crear esta SUV?

Esta nueva versión de la exitosa Cayenne, equipada con un complejo sistema de chasis activo, sobrepasa el rendimiento de conducción de muchos autos deportivos, gracias a que los ingenieros y diseñadores del a Porsche han preservado sin excepción todas las características básicas de la Cayenne “normal”, tal como la versátil habilidad para manejar en Off-Road, los altos niveles de comodidad de manejo, un lujo que sorprende y superior potencia de remolque.

A pesar de su impresionante potencia, la Porsche Cayenne Tursbo S 2015 tiene un rendimiento estimado de 20.5 galones de gasolina en carretera, prácticamente igual que la Cayenne Turbo, que tiene 50 caballos de fuerza menos. Todo esto se debe a los avances en tecnologías de eficiencia como el sistema Stop-Start, que apaga el motor en cuanto el vehículo se detiene, y lo arranca automáticamente en cuando el conductor levanta el pie del pedal del freno.

Tecnología para la potencia

La Porsche Cayenne Turbo S fue configurada sistemáticamente para un rendimiento dinámico al máximo, por lo que incorpora todos los sistemas de control pertinentes como equipo estándar, incluyendo una suspensión neumática y control activo de amortiguación PASM (Porsche Active Suspension Management).

También cuenta con el control dinámico del chasis Porsche (Porsche Dynamic Chassis Control, PDCC), que reduce prácticamente a cero el ángulo de balanceo en las curvas, lo que ayuda a mejorar tanto la agilidad, como los niveles de confort para los pasajeros, aun a altas velocidades.

El freno moderado en las ruedas traseras (Porsche Torque Vectoring Plus – PTV Plus, que también es parte del equipo estándar de seguridad, funciona con vectorización del par en las ruedas traseras junto con un bloqueo del diferencial trasero controlado electrónicamente, lo cual mejora la tracción y por lo tanto ofrece más agilidad en cualquier situación de conducción.

La nueva Porsche Cayenne Turbo S también viene equipada con el paquete Sport Chrono como parte del equipo estándar.

 

Diseño clásico, lujo perfecto

El exterior y el equipo adicional de la Porsche Cayenne Turbo S mantienen las altas normas de un modelo de categoría superior, pero incorpora diversas características exteriores, tal como las rejillas de las admisiones de aire, las cajas de los faroles y las piezas de los espejos están pintadas en color negro brillante.

Las ruedas de serie de 21 pulgadas 911 Turbo II con las insignias en los colores de Porsche fueron diseñadas exclusivamente para el Cayenne Turbo S; sus superficies internas vienen pintadas en color negro brillante.

En el caso del modelo del Test Drive, equipado con los frenos de cerámica, los calippers amarillos destacan aun más su esencia deportiva.

En la cabina, lo que llama inmediatamente la atención es el intenso rojo carrera de la tapicería – están disponibles también combinaciones de colores, en negro/beige luxor-, con lo que los diseñadores de Porsche elevaron a otro nivel la exclusividad de este modelo.

El paquete interno con detalles cosméticos en fibra de carbono complementa las características del acabado en cuero y destaca la sofisticación del vehículo y de los materiales.

¿Me la compro?

El precio base (Manufacturer’s Suggested Retail Price , MSRP) de esta nueva y más potente Cayenne Turbo S es de $ 146,000, más el cargo de distribución y entrega de $ 975 para el mercado de Estados Unidos, pero el modelo de este Test Drive venía equipado con prácticamente todas las opciones imaginables, incluyendo el sistema Porsche Ceramic Composite Brake por $ 8,840, con lo que el total llegó hasta los $ 177,305.

Un sueño hecho realidad, que no admite crítica alguna.

 

Te gustó este artículo? Compártelo!

Dinos lo que piensas