Thursday 14th December 2017,
Sobre4ruedas.com

Los SUV pequeños revolucionan el mercado


De izquierda a derecha, Kia Stonic, Seat Arona, Hyundai Kona y Citroën C3 Aircross.

Los cuatro SUV pequeños que van a dar un vuelco al mercado
Hyundai Kona 1.0 T-GDi, Kia Stonic 1.0 T-GDi, Seat Arona 1.0 TSi y Citroën C3 Aircross 1.2 110: tienen motores de gasolina y cumplen en ciudad y en el uso familiar.

Más del 34% de los coches que se matricularon en España en octubre fueron SUV, los todoterrenos modernos que triunfan en todo el mundo. Y en 2020 podrían copar el 50% del mercado, uno de cada dos coches vendidos, porque aún no se ha completado la oferta de modelos en todos los tamaños.

Los SUV están de moda y un buen ejemplo es esta prueba, porque enfrenta a cuatro modelos que han llegado al mercado español con días de diferencia. Se trata de los Hyundai Kona, Kia Stonic, Seat Arona y Citroën C3 Aircross, cuatro SUV pequeños de ADN urbanita. Todos equipan motores turbo de gasolina y baja cilindrada con consumos ajustados. Y cumplen como coche único para familias jóvenes que no pueden o quieren gastar lo que cuesta un SUV de tamaño medio tipo Nissan Qashqai.

EN POCAS PALABRAS
Se impone por la mínima el Hyundai, que supera por solo medio punto al Kia, su hermano coreano. Domina porque tiene una presencia superior, con un diseño exterior muy elaborado que le da más imagen. Y por dentro es también el más amplio y ofrece las mejores plazas traseras para llevar tres adultos. Todo esto unido a un comportamiento sólido y consistente hace que parezca un coche superior cuando se conduce, pero cuesta como sus rivales. Se vende con dos motores de gasolina: 1.0 de 120 CV y 1.6 de 177 CV con tracción 4×4 (desde 18.990 y 28.290 euros). Y en 2018 llegarán dos 1.6 diésel de 115 y 136 CV, y dos versiones 100% eléctricas con nada menos que 350 y 500 kilómetros de autonomía oficial.

El Kia Stonic es segundo y muestra un planteamiento diferente. Busca la deportividad con un diseño más sencillo y una línea más estilizada y liviana. Y lo refleja también en la conducción, con suspensiones más firmes que refuerzan su agilidad, punto débil de muchos SUV. Ademas, es el más asequible si no se financia, viene muy equipado y tiene una garantía imbatible: siete años. Se vende con dos motores de gasolina de 95 y 120 CV (desde 17.100 euros) y un 1.6 diésel de 110 CV (20.050).

El Seat Arona es tercero, penalizado por el precio: sale más caro, al menos si no se paga a plazos, el criterio de valoración de la prueba. Pero con los elevados descuentos de las marcas por financiar la compra, las diferencias se reducen a 560 euros entre el más barato y el más caro. El SUV español tiene una imagen atractiva de aire deportivo, unas plazas delanteras bien resueltas, y unas traseras y un maletero correctos. Ofrece un motor con nervio y una conducción tan ágil como el Kia. Y aunque viene menos equipado, es el más completo en seguridad. Se vende con dos motores 1.0 de gasolina con 95 y 115 CV (desde 17.300 euros) y otros dos 1.6 TDi de 95 y 115 CV (19.320).

El Citroën C3 Aircross tiene una línea algo cuadrada, pero ofrece el interior más moderno y alegre, y el mejor maletero. Es el más práctico y flexible por dentro para repartir el espacio, gracias a los asientos traseros deslizantes. Y añade un precio competitivo y el equipo de serie más generoso. Se vende con tres motores de gasolina de 82 a 130 CV (14.000 a 17.600) y dos 1.6 diésel de 100 y 120 (16.350 a 18.900).

ANÁLISIS COMPLETO

• CONDUCCIÓN
El Kona transmite las sensaciones de un coche superior, porque ofrece un tacto y comportamiento más sólidos y consistentes, y un mayor aplomo en todos los trazados. Es fácil de conducir, entra muy bien y se mueve poco en las curvas, y tiene un tacto de dirección muy bueno. Pero como se basa en un modelo más grande, pesa unos 130 kilos más que el Seat y el Kia, y no es tan ágil en zonas viradas y curvas enlazadas.

El Arona y el Stonic le siguen de cerca, con un tacto y reacciones más ágiles y deportivas que se disfrutan al volante. No se sienten tan sólidos y refinados, pero su mayor ligereza y unas suspensiones algo más firmes aportan un comportamiento más cercano a los turismos de los que se derivan, con una respuesta más precisa e inmediata al volante y balanceos e inercias más comedidos en las curvas. Y dan mucha seguridad. El Citroën está un paso por detrás, con una carrocería casi de monovolumen, entre cuatro y nueve centímetros más alta, y suspensiones más blandas que priman el confort.


• CONSUMOS Y EMISIONES
Los consumos en la prueba han sido bajos y muy similares. El Seat, el Hyundai y el Kia han gastado casi lo mismo: no llegan a seis litros en conducción tranquila y suben a ocho en ciudad y estirando más las marchas. Y el Citroën ha consumido lo mismo en tráfico urbano, pero acusa su mayor altura y ha gastado medio litro más en carretera, tanto a ritmos suaves como apurando más las marchas. Las emisiones oficiales de CO2 reflejan esa igualdad en los consumos y son casi idénticas: 113 g/km el Arona, 115 g/km el Stonic y el C3 Aircross, y 117 g/km el Kona.

• VIDA A BORDO
Lo mejor del Citroën, que es más estrecho, pero más práctico como familiar: incluye los asientos traseros deslizantes de los monovolúmenes y ofrece una flexibilidad muy superior. Todos tienen unas plazas delanteras correctas y un buen puesto de conducción, pero el Hyundai es el más amplio. El Seat y el Citroën ofrecen más espacio para las piernas en las plazas posteriores, y el primero, más altura interior, pero con un túnel central que molesta en los pies. Les sigue de cerca el Kia, con un espacio correcto, y en el C3 se toca con los laterales del techo si viajan tres atrás. ? Más información

Citroën C3 Aircross

• AL DETALLE
Hyundai Kona. Más amplio y con las mejores plazas traseras.
Kia Stonic. Más bajo, pero correcto y muy equilibrado en todo.
Seat Arona. Mejor delante que detrás.
Citroën C3 Aircross. Práctico, modulable y con el mayor maletero. ? Más información

• IMAGEN Y DISEÑO
El Hyundai es el más sofisticado y tiene más presencia, con un frontal muy trabajado en el que destaca la fuerza de la parrilla y sus elaborados parachoques, pero algo recargado en las tomas de aire y las aletas. El Kia es todo lo contrario y busca la belleza en la sencillez de los rasgos, tanto delante como en el lateral y la zaga, y muestra un perfil más bajo, estilizado y deportivo. El Seat prima también la sencillez con un frontal discreto pero elegante, y añade el toque deportivo con el trazo ascendente del lateral y la zaga musculosa y elevada. Y el Citroën tiene una carrocería más alta y muy cuadrada, pero se desmarca con detalles de diseño muy originales. ?

Seat Arona

• PRECIOS Y EQUIPAMIENTO
Tarifas similares salvo en el Seat, al menos si se incluyen solo los descuentos sin condiciones añadidas, el criterio de puntuación de la prueba. El Kia cuesta 17.880 euros, 18.100 el Citroën y 18.540 el Hyundai, algo más caro. Y el Arona sube a 19.480, casi 1.000 euros más que el último, porque no tiene promoción. El equipo de serie es correcto, pero más justo en el Arona. Aparte de la dotación de seguridad, todos vienen con aire acondicionado, ordenador de viaje, retrovisores eléctricos, radio (sin CD) con USB, bluetooth y pantalla táctil de siete pulgadas (cinco en el Seat), control de velocidad y cuatro elevalunas eléctricos. ? Más información

CONCLUSIÓN
Empate técnico y victoria del Hyundai por solo medio punto: aporta la imagen con más presencia, el interior más amplio y un tacto de conducción de coche mayor. Y aunque el maletero es más justo, corre y gasta lo mismo y cuesta igual. El Kia ofrece una línea sencilla, atractiva y más deportiva, un comportamiento muy ágil, y el mejor precio, incluyendo un buen equipo de serie y siete años de garantía. Le sigue el Seat, que destaca por su deportividad, tanto en la línea como en el motor y la conducción, con reacciones ágiles y el mejor equipo de seguridad, pero tiene un precio superior. Y el Citroën aporta la imagen más original, el interior más práctico para el uso familiar y el mejor maletero. Tiene un buen precio y el equipo de serie más completo, pero con un comportamiento impreciso y muy enfocado al confort.

Te gustó este artículo? Compártelo!

Dinos lo que piensas