Tuesday 05th January 2016,
Sobre4ruedas.com

Acura RDX 2013 a prueba

Antecedentes

El modelo Acura RDX 2013 es completamente nuevo fabricado en la planta de Acura-Honda en East Liberty, OHIO, tiene un diseño más agresivo y es más potente que la generación anterior que portaba una mecánica turbocargada de 2.3 litros de cuatro cilindros, la nueva generación ofrece un motor V6 más grande y con mayor caballaje.

Características técnicas y mecánicas

Bajo el cofre encontramos V6 de 3.5 SOHC con apertura variable de válvulas  i-VTEC (intelligent Variable Timing Electronic Control) y VCM (Variable Cylinder Management) que no es otra cosa que un dispositivo de desconexión de cilindros para mejorar el consumo el de combustible, el VCM desconecta hasta tres cilindros durante la marcha a velocidades crucero.

Este propulsor entrega 273 caballos de poder en un rango de 6,200 rpm y una fuerza de torque de 251 lb-pie a 5,000 revoluciones, está acoplado a una transmisión automática tradicional de seis velocidades con paletas de cambio al volante y la tracción es integral (AWD).

Las dimensiones del SUV de entrada a la marca Acura también han crecido respecto a la generación anterior, el largo total es de 4,660 mm (25mm más), la anchura es de 1,870 mm (entre 20 a 32 mm más en los ejes delantero y trasero), la altura es la única cota que se redujo 5mm, quedando en 1,650 mm, la distancia entre ejes es de 2,685 mm, 35 mm más. El peso es de 1,747 kilos, aproximadamente 100 kg menos y la altura con relación al suelo es mayor en la RDX 2013, quedando en 205 mm, 46mm más que el modelo 2012.

El nuevo diseño y la reducción significativa de peso se efectuaron con la premisa de reducir en consumo de combustible y por ende la emisión de contaminantes y gases de efecto invernadero.

Confort

Una de las características de todos los productos Acura es transmitirle al usuario esa sensación Premium y de lujo –recordemos que la marca fue creada por Honda en la mitad de los años ochenta para competir con la creciente demanda de vehículos de lujo alemanes, Audi , BMW y Mercedes-Benz-, la calidad de todos los materiales es muy cuidada y ese aspecto se nota desde que se abre la puerta.

Toda la tapicería es de piel, los asientos delanteros ofrecen un reglaje eléctrico y calefacción, en el caso de la RDX las plazas frontales están perimetralmente separadas por el tablero y la consola central.

En la parte más alta del tablero, justo en medio se aloja una enorme pantalla de cristal líquido W.VGA que grafica la cartografía del GPS, que está cargada en el disco duro de 60 gb.

Hablando de conectividad ofrece entradas AUX, USB y Bluetooth.

Manejo

Después de la sensación Premium de los interiores, la duda es latente; ¿El comportamiento estará al mismo nivel?

El nuevo motor V6 es 33 caballos de fuerza más potente que el anterior turbocargado, la potencia total es de 273 hp, que para un vehículo de casi 1,800 kilos puede parecer justo (6.3 kilos por caballo de fuerza)

Una vez puesto en marcha el motor, la sensación de silencio sigue en el interior, sólo nos percatamos que está en funcionamiento por la aguja del tacómetro que está discretamente señalándonos el ralentí mínimo, la palanca selectora de cambios está ubicada en la consola central, seleccionamos el D y emprendemos el viaje de prueba.

La transmisión es una automática tradicional de seis velocidades, con opción a cambios manuales, esto es para brindarle al conductor una sensación más deportiva, pero en realidad los cambios descendentes se harán automáticamente en

condiciones seguras de revoluciones del motor, y no al mando del conductor.

El desempeño es bueno, en zonas con altas pendientes el sistema de tracción integral AWD contribuye a que se sienta una sensación algo pesada, según las condiciones de agarre, en control “inteligente” envía el poder entre el eje delantero y trasero, es prácticamente imperceptible. Otro detalle que parecía que ofrecería una sensación falsa y anestesiada de manejo es el sistema de dirección eléctrico y nos llevamos una grata sorpresa, la sensación al volante es muy similar a la de una dirección tradicional, buen punto para la RDX.

En cuidad es sumamente confortable, cómoda y práctica gracias a su tamaño, la visibilidad hacia la parte trasera es casi nula, hay que asistirse mucho de los espejos retrovisores exteriores y para maniobras de estacionamiento es imprescindible la cámara de reversa.

Pese a tener un motor V6 que podríamos tipificar como grande, el consumo de combustible es contenido y acorde al tamaño del vehículo, esto también nos soprendió.

Conclusión

El Acura RDX no es para todo tipo de clientes, es un vehículo con un diseño que no a todos gusta, y el precio de $ 569,900 lo pone en franca competencia con las marcas alemanas y sus SUV de entrada y medio rango. Los servicios post venta de Acura son de buena calidad, aunque no son los más baratos del mercado- como mucha gente cree-, la experiencia Premium de los pisos de venta está al nivel del vehículo, en resumen es un buen producto, bien hecho, con buenos materiales y con el soporte de una gran marca como lo es Honda.

Autocosmos.com – Todas las noticias del mundo automotriz

Te gustó este artículo? Compártelo!

1 Comentario

  1. carlos November 16, 2012 at 6:15 am

    muy bueno este SUV

Dinos lo que piensas