Monday 04th January 2016,
Sobre4ruedas.com

Potencia y deportividad para disfrutar todos los días

Tiene motor naftero de 200 CV, caja manual de 6 marchas y carrocería de tres puertas. Se destaca por prestaciones y equipamiento de confort y seguridad

El lanzamiento del 208 realizado el año último fue uno de los más importantes de Peugeot en los últimos tiempos. Con un crecimiento sostenido en los distintos segmentos del mercado, con productos que combinan estilo, innovación, calidad y tecnología, la marca consolidó su camino hacia la alta gama.

En ese contexto, presentar un modelo dentro de la franja más vendida de la Argentina no fue un desafío menor. Además, con el antecedente del enorme éxito que tuvo el 206 primero y el 207 despupés en todo los países donde Peugeot está presente, la apuesta no era menor.

Sin embargo, el 208 superó esas expectativas y rápidamente se instaló como uno de los referentes.

Como dijimos desde estas líneas, el 208 rompió con mucho de los paradigmas, desde el diseño hasta la posición de manejo.

En su lanzamiento, Peugeot puso a disposición de los compradores una única carrocería de cinco puertas y dos vesiones de motorización, ambas nafteras; un 1.5 de 90 CV de potencia máxima y un 1.6 de 115 CV.

Ahora, la casa del león presenta dos nuevas versiones, ambas con carrocería de tres puertas y motores nafteros 1.6 con turbo; la XY, de 153 CV ($ 319.616), y la GTi de 200 CV ($ 351.055).

2Nos pusimos al volante del GTi de 200 CV. Obviamente, tiene el mismo estilo de diseño que el 208 que ya conocemos, pero con una carrocería de tres puertas y detalles que anticipan que estamos ante un modelo especial.
Spoilers, cromados y llantas deportivas son un claro signo de que estamos ante un modelo de carácter fuerte. Esos cambios estéticos son mucho más evidentes en el interior.

Desde la prolija combinación de los colores negro y rojo que se aprecia en butacas, volante, apoyabrazos y tablero hasta el diseño especial del cuadro de instrumentos y del volante, todo contribuye a crear una atmósfera totalmente deportiva y joven.

Todo lo dscripto cobra más intensidad de noche, gracias a iluminación que además incorpora una tira de led a ambos lados del amplio techo solar.

Desde mi punto de vista, impecable diseño; no es fácil lograr algo tan distinto sin caer en excesos. Aplausos para los diseñadores entonces. Pero claro, cuando hablamos de un GTi no sólo hay que parecer, también hay que ser. Y una vez que nos acomodamos en la butaca, bien deportiva y con excelente sujeción lumbar gracias a pétalos muy pronunciados, el 208 no tarda en mostrar su personalidad.

Al igual que en los otros modelos de la familia, hay que ajustar el volante un poco bajo para poder visualizar el trablero por encima del aro. En este caso, el volante (con comandos incorporados) tiene tres anchos rayos, con la parte inferior plana, forrado en cuero perforado y con apliques de aluminio.

Una vez en marcha, la combinación del motor naftero turbo con la caja manual de seis velocidades forman una perfecta combinación para disfrutar de un manejo deportivo y seguro.

Es para destacar la buena respuesta del motor y el comportamiento muy equilibrado del auto. Muchas veces, a mayor potencia se requieren mucha experiencia al volante; en el caso del 208 GTi, si bien los más entendidos podrán disfrutar de un modelo de altísimas prestaciones, es un auto que también es dócil en el uso cotidiano.

Dobla de manera sorprendente gracias a la dureza de las suspensiones que, sin embargo, no resultan excesivamente ásperas en el tránsito urbano. El motor obedece fielmente al conductor; es capaz de entregar mucha potencia cuando se lo exige o tener una entrega suave y progresiva. La baja cilindrada y la caja de sexta ayudan a un consumo bajo, tanto en ciudad como en ruta.

Otro punto fuerte es la excelente respuesta de los frenos, algo muy importante cuando tenemos 200 CV bajo el pie derecho.

Por lo demás, tiene un completo equipamiento de seguridad (6 airbags, ABS, contrles de tracción y estabilidad) y confort (pantalla touch multifunción y con GPS).

En definitiva, con el GTi y el XY (que salvo la motorización tiene idéntico equipamiento)Peugeot amplía la gama de la familia 208 y pone en nuestro mercado dos modelos desarrollados para emociones fuertes.

Fuente de la nota: http://www.lanacion.com.ar/1660305-potencia-y-deportividad-para-disfrutar-todos-los-dias

 

Te gustó este artículo? Compártelo!

Dinos lo que piensas