Monday 24th September 2018,
Sobre4ruedas.com

MACK ANTHEM presenta el nuevo camión aerodinámico y con tecnología

MACK ANTHEM, HIMNO AL TRABAJO El fabricante estadounidense trae al país el nuevo camión totalmente personalizable, con optimizaciones tanto a nivel aerodinámico como de tecnología.

Los ejes y el tren motor tienen una mejor conexión para ofrecer el menor desgaste, ajustándose desde la fábrica a las necesidades particulares de cada cliente.

Con respecto al Vision, el modelo previo, el rediseño que se ve en el Anthem se centra en la aerodinámica, pues la base mecánica es la misma: idéntico chasis y el motor Mack MP 8 de trece litros de desplazamiento con diez años en el mercado y cuatro desde cuando se instaló en el Vision, longevidad que habla claramente de su buen desempeño y servicio.

Tiene la caja mDrive –manual automatizada–, cuya acogida ha sido enorme gracias a que disminuye problemas mecánicos, especialmente con los ejes, al tiempo que reduce el desgaste de embrague y minimiza la sincronización de la caja misma. En este tipo de caja se puede deshabilitar la función de los controles ‘más’ y ‘menos’ a petición del cliente, con los cuales sube o baja las relaciones automáticamente, y si se trata de una flotilla, se puede ordenar de fábrica sin esos comandos.

Con la inclusión de esta caja de cambios y la disposición de controles y mandos en torno al conductor, la fatiga que produce el manejo de un camión convencional se elimina. Este servicio, sumado a la insonorización mejorada de la cabina, genera un mayor confort de manejo. Incluso la maniobra del freno de motor, que se opera desde una palanca a la derecha del timón y dispone de tres posiciones de ajuste, resulta cinco veces más silenciosa que la de los frenos de motor tradicionales.


La compañía invirtió más de 40 millones de dólares para acondicionar la planta de transmisiones y aumentar la producción del modelo mDrive automatizado, para cuya fabricación el grupo AB Volvo de Suecia –propietario de Mack desde 1990, cuando compró los derechos de la firma a Renault– inyectó, además del capital, toda la tecnología proveniente de los vehículos Volvo de transporte pesado.

En las nuevas formas del Anthem se destaca inicialmente el capó con esa imagen inconfundible de la marca, cuya parrilla representa el puente de Brooklyn, donde la compañía comenzó sus operaciones hace 118 años. Aunque el camión no parece una ‘burbuja’, sí tiene una configuración aerodinámica activa, pues el capó y los guardabarros, que lucen como unos hombros fuertes, empujan el aire hacia arriba, mientras que las defensas de tres piezas se encargan de hacerlo circular hacia los lados y abajo.

Al incluir menos formas angulosas en la carrocería se obtuvo un 3 por ciento más en el coeficiente aerodinámico y el consumo de combustible se redujo en 1,5 por ciento, en cuanto a las cifras del camión de cabina sencilla. En la opción con camarote estos porcentajes se doblan.

La apertura del capó se cambió y ofrece mejor acceso a los componentes de la máquina para reparaciones o mantenimiento, porque ya no es por los lados sino desde el centro, y la carga está bien balanceada para que no se requieran más de 16 kilos de fuerza para abatirlo. Su conjunto óptico estrena luces antiniebla y faros principales con ledes, que aportan 66 por ciento más de claridad.

Pensando en los costos de reparación, se diseñó una defensa de tres piezas, al igual que el capó, lo cual abarata los gastos en caso de colisión. Los espejos ubicados en la trompa del Anthem son regulables y en caso de choque se mueven sin dañar el capó.
Según el uso que se le quiera dar, el camión se puede ordenar de fábrica con rines de aluminio. La quinta rueda también se puede pedir de acero o de aluminio, al igual que los travesaños.

Por dentro, el protagonismo se inclina hacia la ergonomía de los asientos desarrollados por Mack y a la calidad de los materiales que, en la versión tope, incluyen madera y terminaciones cromadas. En el volante, a los controles tradicionales se sumó el de velocidad crucero. En cabina también se mejoró el sellado de las puertas, se eliminaron los controles manuales de vidrios y cierre, y la iluminación interior es ahora de tecnología led. Henry Barreto Muñoz
Asistimos a la presentación del Mack Anthem en Macungie, Pensilvania (Estados Unidos), por una gentil invitación de Praco Didacol y Mack Trucks.
Todo al alcance del conductor

?La nueva generación de camiones Mack cuenta con el primer volante en la industria con la parte inferior plana. Viene con una distribución mejorada de controles e indicadores en cabina, muy visibles e intuitivos, que permiten una fácil operación y evitan que la persona aparte la mirada del camino. En el centro del tablero se tiene la pantalla del copiloto, que indica los parámetros de operación del camión, cuyos datos son completamente programables.

Transmisión automatizada

La mDrive HD es una caja de cambios manual de 12 velocidades gestionada por un computador. Tiene una cadena de engranajes calculada para aplicaciones de baja velocidad, así como una capacidad de arranque mejorada para cargas pesadas. Para todos los mercados, esta caja cuenta de fábrica con garantía de tres años libres de kilometraje.

La cabina del Anthem es más espaciosa y sus materiales ahora son de nivel premium. La comodidad y la funcionalidad son dos aspectos sobresalientes en el nuevo camión, que estrena una serie de gabinetes y espacios para guardar objetos. Se eliminó el ‘escalón’ que tenía el Mack Vision (modelo previo), con el cual había que agacharse para pasar a la parte trasera de la cabina. Ahora el conductor puede estar totalmente erguido desde que se levanta del asiento y la altura del techo le permite caminar libremente.

DATOS

* 465 caballos de potencia y 1.660 lb/pie de torque entrega el motor MP 8, homologado bajo la normativa Euro 4. Tiene una nueva fase de aceleración de admisión que ayuda a calentar más rápido en arranque en frío.

Te gustó este artículo? Compártelo!

Dinos lo que piensas