Tuesday 21st November 2017,
Sobre4ruedas.com

Louis Chevrolet: la historia de un innovador incesante

Conoce la historia de Louis Chevrolet

Un personaje sobresaliente que vivió rápido y murió en el olvido.

Louis Chevrolet nació en 1878, durante el día de Navidad, en la ciudad de La Chaux-de-Fonds en la parte franco-parlante de Suiza. Pronto se mudaron de allí, y el pequeño Louis Chevrolet pasó su infancia en el pequeño pueblo de Bonfol. Cuando Louis tenía nueve años, su familia se fue a Beaune en Francia. Allí, el padre de Louis tuvo una relojería, pero a la empresa no le fue bien. Como consecuencia, Louis comenzó a trabajar a la edad de once años para apoyar a su familia, dejando de asistir al colegio.


Encontró empleo en Robin Bicycle Workshop, un taller de bicicletas, en el que aprendió los fundamentos de la mecánica. Entrenó reparando bicicletas, hasta que un día lo enviaron al Hôtel de la Poste, para reparar un triciclo de vapor perteneciente a un estadounidense. El estadounidense, (cuyo triciclo Chevrolet había reparado hábilmente) no era nadie más que el multimillonario Vanderbilt, quien al ver el talento que había demostrado el joven mecánico, lo alentó para emigrar a Estados Unidos diciéndole: ¡“Allí tenemos trabajo para personas como usted!” Así, el joven suizo siguió emprendió su sueño americano. Pero no fue tan sencillo, ya que la familia tenía pocos recursos y no podían costearle un viaje semejante.


La primera parada de Louis Chevrolet fue en París, en ese entonces el centro europeo de la producción de automóviles. En el taller de Darracq, Louis aprendió los fundamentos del motor de combustión interna. Posteriormente, puede ser que haya trabajado para Hotchkiss y Mors. Sus ganancias pagaron su viaje a Canadá donde encontró empleo como chofer y mecánico durante unos meses.
Desde allí, se mudó a Nueva York y fue empleado como mecánico por un migrante suizo, William Walter. Un tiempo después, Chevrolet se afilió a la subsidiaria estadounidense de la famosa De Dion Bouton. En 1902, la subsidiaria De Dion Bouton cerró y Chevrolet se quedó sin trabajo, sin embargo prontamente fue empleado por la familia Treyvoux como chofer personal.


El nuevo empleo no le proporcionó crecimiento profesional, pero si personal, ya que encontró a su futura esposa, Suzanne. En Julio de 1905 se casaron en Nueva York, y tuvieron dos hijos. Charles, que nació en 1906 y Alfred, en 1912. En 1905 Chevrolet comenzó a trabajar con FIAT, pero otra vez no duró mucho tiempo. Un año más tarde se movió a Filadelfia para trabajar para Walter Christie. Mientras tanto, la adoración de Louis por los motores había alcanzado otra dimensión, que acompañado por la fascinación por la velocidad, lo llevan a convertirse en un piloto de carreras.


En la fábrica de Christie fue designado primer ayudante en el desarrollo de un nuevo auto de carreras basado en un concepto completamente nuevo, la tracción delantera. En 1907 Chevrolet participó en su primera carrera motorizada, las “Three Miles” en Nueva York, durante la cual alcanzó una velocidad superior a 109.7 km/h, un récord mundial. En el mismo año, Louis Chevrolet construyó su primer auto de carreras el cual alcanzó los 191.5 km/h, consiguiendo así otro record mundial. Posteriormente, sus éxitos como conductor de autos de carreras crecieron y crecieron. Sus hermanos Arthur y Gastón también compitieron con él, pero Louis generalmente llegaba en primer lugar.


A pesar de todos los espectaculares éxitos, por lo que la prensa americana lo llamaba “El francés atrevido”, Chevrolet también tuvo algunos accidentes, que lo tuvieron en cama por un buen tiempo. Cuando su hermano más joven, Gastón, murió después de un accidente de carreras, Louis nunca más puso un pie en un auto de competición.


El mercado de los automóviles estaba en auge y algunos astutos inversionistas comenzaron a fijarse en aquel suizo audaz e innovador. Entre ellos estaba William Durant, un financiero de Boston. Ambos se conocieron mientras Chevrolet conducía autos de carrera para Buick, por lo que en 1911, Durant y Chevrolet fundaron la “Chevrolet Motor Car Company” en Detroit.
Durant, quién antes había fundado “General Motors” en 1908, era un personaje enigmático. Sus biógrafos lo retrataron como un industrial carismático de principios del siglo XX, encantador, elegante, un entusiasta y un aventurero, no sólo en términos de finanzas.


Un año después de establecer la “Chevrolet Motor Car Company”, fue fabricado el primer automóvil Chevrolet, el Classic Six. Le siguieron el Baby Grand de cuatro cilindros, el Light Six y el Royal Mail. Louis Chevrolet resultó ser un diseñador nato. Los cuatro modelos mostraron la firma distintiva de la marca, pero tristemente los autos producidos entre 1911 y 1914 fueron los únicos inspirados y creados personalmente por Chevrolet. Cuando los dos fundadores de la compañía, Durant y Chevrolet, habían posicionado su compañía hacia 1914, una discusión entre ellos se desató. Durante unas vacaciones tomadas por Chevrolet, Durant había reestructurado la compañía para concentrarse en fabricar autos más económicos que compitieran con los fabricados por Ford. Chevrolet consideró esto como un insulto ya que él siempre había estado interesado en construir autos veloces, con gran potencia, o modelos exclusivos.


En cualquier caso, esta sugerencia hizo tal daño a Louis Chevrolet que ante la solicitud de Durant, respondió: “le vendí mi auto, le vendí mi nombre, pero no le venderé mi personalidad.” Inmediatamente vendió sus acciones y abandonó la compañía. Fuera Chevrolet de la Corporación, Durant mantuvo el nombre debido a que su fonética afrancesada era bien vista por los compradores y al mismo tiempo aún el nombre Chevrolet sonaba en los diarios como un corredor famoso, proporcionando promoción sin costo.


Mientras la marca de Chevrolet se desarrollaba rápidamente a lo largo de las líneas establecidas por Durant, Louis Chevrolet regreso a su pasión, las carreras. Para llevar a cabo tal cometido, fundó la empresa “Frontenac Motor Corporation” en 1914, que más tarde se vincularía con la Stutz Motor Comp. y junto con su hermano Arthur se dedicaron a la manufacturación de tapas de cilindros para Ford T, vinculándose también con la industria aeronáutica.


En un ambiente económico difícil fabricó el primer Frontenac en serie, una obra maestra de la industria de automóviles estadounidense en 1920. Frontenac quebró en la depresión económica de 1922 dedicándose a partir de allí exclusivamente a la fabricación de motores aeronáuticos. En 1926, él y su hermano Arthur establecieron una nueva compañía, “Chevrolair 333“, y comenzó a desarrollar un motor de avión ligero. La compañía fue liquidada después de una disputa entre los dos hermanos.


Posteriormente, Louis fundó la “Chevrolet Air Car Company” en Indianapolis, que tuvo que cerrarse en poco tiempo a consecuencia de la crisis económica consiguiente. Su último gran revés ocurrió en 1932 cuando desarrolló un motor de diez cilindros en estrella. Chevrolet solicitó una patente para el motor, pero cuando el registro llegó en 1935, Chevrolet ya no tenía la fuerza para crear otra compañía. La depresión del ´30 lo obligó a emplearse en la Chevrolet como mecánico, pero agobiado por problemas financieros, su salud se quebró, añadiéndose a su vida varias tragedias familiares.

Estas situaciones lo llevaron a la muerte en una absoluta soledad, pobreza y desconocimiento el 6 de Junio de 1941 a la edad de 63 años, en su casa de Lakewood, al este de Detroit. Quizás no sospechaba de la importancia y trascendencia que iba a tener su vida en la industria automotriz.

Te gustó este artículo? Compártelo!

Dinos lo que piensas