Monday 24th September 2018,
Sobre4ruedas.com

Las historias verdaderas de marcas famosas de autos


10 verdades históricas sobre coches… que no lo son
Muchas leyendas acompañan a las marcas de coches y se admiten como verdaderas casi por inercia, pero no tienen ningún fundamento real.

El ‘cavallino rampante’ no siempre acompañó a Ferrari.

Todas las hemos escuchado alguna vez y las damos como incuestionables, pero lo cierto es que algunas historias que rodean al mundo del automóvil son más deformaciones de los hechos o mitos que realidades contrastadas… Estas son 10 de las más conocidas.

1. SOBRE EL FORD T
Solo estaba disponible en negro
Una repetida frase de Henry Ford (“Un cliente puede tener un automóvil del color que desee, siempre y cuando desee que sea negro”), ha dado lugar a esta creencia generalizada, pero lo cierto es que el legendario Ford T se comercializó desde su lanzamiento en 1908 en varios colores y según la versión podía elegirse entre verde, gris, azul y rojo.

De hecho, no estuvo disponible en negro hasta 1914, año en que se incorporó para rebajar costes ya que era la pintura más económica y que más rápido secaba.

La célebre frase del magnate se refería, por tanto, únicamente a aquellos clientes que querían hacerse con la versión más económica del coche, aunque seguía siendo perfectamente posible comprarlo de otro color pagando un poco más.

2. SOBRE FERRARI
El ‘cavallino rampante’ ha sido siempre el emblema
La primera marca que lució este emblema fue Alfa Romeo y lo hizo en 1923 como homenaje a Francesco Baracca, un as italiano de la aviación fallecido durante la Primera Guerra Mundial que lo exhibía en el fuselaje de su aeroplano. Ferrari no existía aún como marca –se constituiría diez años más tarde– y su creador formaba parte del departamento de competición de la “Anonima Lombarda Fabbrica Automobili”.

A Enzo Ferrari le encantó y se lo llevó con él cuando fundó la compañía aunque, en realidad, el logotipo de Ferrari tampoco es exactamente el de Baracca. El del aviador era de color rojo sobre fondo blanco y tenía la cola hacia abajo mientras que el de Ferrari es negro sobre fondo amarillo –el color del escudo de Módena– y la cola apunta hacia arriba.

3. SOBRE HITLER
Los nazis inventaron las autopistas
Hasta su llegada al poder Adolf Hitler se opuso fervientemente a la construcción de vías rápidas, ya que –según él– sólo servirían para que las usaran “la burguesía, la aristocracia y los banqueros judíos”.

Después de convertirse en canciller del Tercer Reich en 1933 comenzó a atribuir al nacional-socialismo el diseño de las autobahn aunque, en realidad, la primera autopista alemana la había inaugurado en 1932 Konrad Adenauer siendo alcalde de Colonia.

La poderosa máquina nazi de propaganda dio a entender que todo el país estaba surcado por vías rápidas, pero la verdad era que en 1941 apenas se habían terminado 3.800 kilómetros y estaban tan infrautilizados que dos años más tarde se abrieron incluso a la circulación de bicicletas.

4. SOBRE EL TRÁFICO
Circular por la derecha es ‘normal’
En la antigua Roma se instauró como obligatoria la circulación por el lado izquierdo para que se pudiera esgrimir la espada con la mano derecha en caso de necesidad y la tradición se mantuvo hasta la Revolución Francesa, cuando Napoleón impuso la norma contraria en aquellos países bajo su influencia para marcar distancia con las costumbres inglesas.

En España, hasta 1930 en que se unificó la normativa, cada consistorio era soberano para decidir al respecto. Por ejemplo, en Barcelona se circulaba por la derecha y en Madrid se hacía por la izquierda.

5. SOBRE BMW
El logotipo representa una hélice en movimiento
Aunque se trata de una imagen romántica que la marca muniquesa explotó hábilmente en su publicidad durante los años veinte, lo cierto es que su famosísimo logotipo no se inspira en las aspas de una hélice.

Simplemente nació de encajar los colores de la bandera de Baviera en el emblema redondo de la Rapp Motorenwerke –la marca madre de BMW– que, efectivamente, también fabricaba componentes de aviación. Pero eso era muy habitual en el primer cuarto de siglo; Ford también los fabricaba… igual que Rolls-Royce, Renault, Daimler-Benz, Peugeot, DeDion-Bouton o Hispano-Suiza entre muchas otras.

6. SOBRE MERCEDES-BENZ
Se llaman así por la hija de su creador
La hija de Emil Jellinek –uno de los fundadores de la marca– se llamaba en realidad Adrienne Manuela Ramona Jellinek. Mercedes era un apodo cariñoso que la cría hizo suyo con 11 años pero no su nombre real aunque, ciertamente, ya de adulta lo incorporó como tal en el registro.

Jellinek era judío de origen sefardí, tenía nociones de idioma español y pasó varios años como diplomático del imperio austrohúngaro en Orán, Tánger y Tetuán, donde la presencia hispánica era importante.

Fue allí donde debió escuchar en alguna ocasión el nombre que tanto le gustó, aunque la primera opción en la que pensó para su vehículo fue la de “Maja”…

7. SOBRE LAND ROVER
Nació como vehículo militar
Al contrario que el Jeep norteamericano, que sí se diseñó específicamente para el campo de batalla, el legendario todoterreno de Coventry –presentado en 1948 y cuya producción cesó el 2016– fue desarrollado desde el primer momento como vehículo agrícola.

Se trataba de ofrecer un coche económico que facilitara la labor de los granjeros británicos en la posguerra, aumentando la producción de las instalaciones y rebajando costes.

Sus creadores, los hermanos Maurice y Spencer Wilks, tenían tan en mente este concepto de “tractor-furgoneta-utilitario” que en el primer prototipo el puesto de conducción estaba situado en el centro, como en los tractores.

Lógicamente el ejército no tardó mucho en darse cuenta de la versatilidad del vehículo, pero el Land-Rover no se construyó pensando en el uso militar.

8. SOBRE EL ESCARABAJO
Ferdinand Porsche diseñó el VW Beetle
Ferdinand Porsche recibió el encargo del mismísimo Adolf Hitler –el cual, por cierto, esbozó personalmente algunos trazos del modelo– pero el diseño definitivo del Escarabajo corrió a cargo de Erwin Komenda, el jefe del equipo creativo de Porsche y responsable también del primer modelo 911, el 550 Spyder –el deportivo con el que James Dean sufrió su accidente mortal– e incluso del logotipo de la marca de Stuttgart.

Aunque hubo un litigio por plagio y una posterior indemnización a la checa Tatra, Komenda siempre negó las acusaciones de haber copiado el modelo T97, que le persiguieron hasta su fallecimiento en 1966, aunque sí admitió haberse inspirado en algunos rasgos del frontal del modelo checo.

L,9. SOBRE ‘LAMBO’
Ferruccio Lamborghini era aficionado a los toros
En realidad no le interesaba la fiesta de los toros más allá de los tópicos que pueden llegarle a un italiano a través de los medios. Su afición a bautizar sus alucinantes modelos con nombres taurinos se debe a que el fundador de la marca había nacido bajo el signo zodiacal de Tauro y deseaba vincular de algún modo la imagen de su marca con una iconografía relacionada con este animal.

Como en Italia no es demasiado popular, Lamborghini vio en la tradición española una manera pintoresca de hacerlo y desde entonces la marca pone a sus modelos nombres de astados legendarios.

10. SOBRE FÓRMULA 1
Niki Lauda y James Hunt se odiaban
Como cierre, una de deportes. La película Rush ha alimentado la leyenda de que el campeón austríaco y el inglés se odiaban en lo personal. Sin embargo, aunque en la pista mantuvieron una rivalidad extrema, fuera de ella se apreciaban y respetaban sinceramente.

Lauda y Hunt fueron compañeros de piso cuando ambos eran unos jóvenes aspirantes a piloto y siempre hubo afecto entre ambos. De hecho Lauda fue de los pocos que echó una mano a su antiguo rival cuando Hunt se encontraba en una situación personal y económica deplorable por culpa de su afición a la bebida y al juego.

Siempre que al campeón austríaco –de carácter tradicionalmente huraño– le han preguntado al respecto ha manifestado repetidamente que Hunt fue siempre su mejor amigo en el paddock… aunque en la pista no se dieron jamás tregua.

Te gustó este artículo? Compártelo!

Dinos lo que piensas