Wednesday 17th October 2018,
Sobre4ruedas.com

La NASA reinventa la rueda


La “reinvención de la rueda”: cómo es el casi indestructible sustituto del neumático que inventó la NASA

La Superelastic Tire fue creada a partir de la tecnología usada en los vehículos espaciales llevados a Marte.

Una aleación de titanio y níquel que tiene memoria.
Esa es la clave tras el nuevo neumático que el laboratorio Glenn Research Center de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) ha revelado.

Los desarrolladores están tan seguros de que se trata de una innovación tan importante que decidieron llamarlo la “reinvención de la rueda”.

¿Dónde se inventó la rueda y por qué tardó tanto en aparecer?
¿Por qué es especial?
La realidad es que no hay ningún material nuevo en esta rueda: estáhecha con una aleación de titanio y níquel que ya se usa en otros objetos, como molduras de gafas.

Pero sí tiene un concepto innovador sobre qué requiere un vehículo para moverse sobre ruedas

Esta malla es similar a la armadura que utilizaban los caballeros medievales para protegerse.

Desde mediados de la década pasada, los investigadores bajo la dirección del ingeniero Vivake Asnani estuvieron trabajando en una rueda de gran durabilidad para los vehículos usados en misiones espaciales.
Luego de años de pruebas, incluida la llegada a Marte, llegaron a la invención de la Superelastic Tire.
Con esta rueda, el uso del caucho y una cámara de aire como la de los neumáticos que conocemos están descartados.


La malla en lugar de neumático permite a la rueda tener una deformación que no alcanzan los neumáticos, lo que amplía su durabilidad.

En cambio, la malla de este material resulta ser sumamente resistente, con una gran capacidad para adaptarse a los distintos terrenos y una amplia durabilidad.
“El resultado es un neumático que puede soportar una deformación excesiva sin daño permanente”, indicó el laboratorio Glenn al presentar su invento.

Una rueda con “memoria”
La principal característica de la Superelastic Tire es la capacidad de “memoria de forma” que tiene esta malla metálica, la cual le permite adaptarse a cualquier tipo de terreno y regresar a su estado original.
Las pruebas mostraron que esta rueda puede pasar por grandes rocas en el camino, o terrenos muy arenosos, sin que pierda su tracción.


Los investigadores sometieron a la misma prueba a tres ruedas, resultando la hecha de malla metálica la de mejor desempeño.
“Estas aleaciones con memoria de forma son capaces de sufrir deformación reversibles de hasta 10%”, dice el laboratorio Glenn.

Otros materiales tienen una capacidad de deformación de entre 0,3 y 0,5%,

Además, promete una mejora en la capacidad de carga de un vehículo y también hacer más ligero el eje de las ruedas, lo que elimina peso del vehículo y por lo tanto un mayor ahorro de combustible.

¿En qué se puede usar?
Hasta ahora no existe una estimación de cuánto cuesta una rueda de este tipo, pues es un prototipo que requiere adaptaciones en los vehículos existentes.


La NASA considera que esta tecnología es una alternativa “viable” para los neumáticos de los automóviles.

Pero considera que es “una alternativa viable” a los neumáticos usados desde hace más de un siglo.

Además de automóviles, los vehículos que pueden usar esta tecnología son:

Vehículos todoterreno
Vehículos militares.
Maquinaria para la construcción.
Vehículos de transporte pesado.
Máquinas agrícolas.
Aviones de gran capacidad de carga.

Te gustó este artículo? Compártelo!

Dinos lo que piensas