Tuesday 21st November 2017,
Sobre4ruedas.com

El pequeño y liviano Fiat 600 Múltipla de 1965

Fiat 600 Múltipla (1965)

Como todos sabemos, hay autos más fáciles de manejar que otros. Y esa facilidad está dada por las medidas. A más pesado y más grande, más dificultoso se hace el manejo. Debe ser, porque el automóvil no deja de ser una máquina, y para su conducción es necesario un poco de fuerza. Por eso, a una persona que no tiene dificultades con las medidas, no se le hace tan engorroso manejar, en cambio una persona, digamos por ejemplo, pequeña sin mucha fuerza, como decirlo… por ejemplo a una mujer se le hace muy difícil conducir. Para ellas, nada mejor que el Fiat 600 Múltipla de 1965. Pequeñito y liviano.

No es que quiero decir que las mujeres manejan mal. No, para nada. Lo que digo, es que no tienen tanto feeling con una máquina como lo podemos tener los hombres. Ya desde el momento en que no saben si tienen que ponerle nafta súper o diesel, es preocupante. Es como cuando nosotros confundimos la margarina con la manteca. Para nosotros es lo mismo, pero el resultado de tal error puede ser desastroso. Lo mismo le sucede al auto, cuando ellas llenan el tanque de nuestro deportivo con euro diesel.

Cuando después de transitar no más de cien metros, el vehículo ya va en quinta marcha. No importa si le hicieron patinar el embrague al punto de hacernos sufrir, lo que digo es que muchas veces se acostumbran a que el auto no pase las 1000 RPM. De acuerdo, nosotros lo llevamos en primera de semáforo a semáforo, pero eso no les da derecho a carbonizar nuestro autito. Es hora que lo sepan, eso nos duele.

Hay algo importante que todo conductor debe tener, es el sentido de orientación. No puede ser que lleguen a la esquina, se den cuentan que era ahí donde debían doblar, y lo hagan sin importar si atrás suyo iba un carro de bomberos con las sirenas a todo grito. Lo mismo cuando van de copiloto. Uno va andando y de golpe oye un grito: “Acá!!!!” sin importar si íbamos por una autopista a 120 km/h. Acto seguido te preguntan: “¿Por qué no doblaste?”. Y en ese momento uno debe hacer memoria de que porque las eligió para toda la vida.

No voy a ser un extremista en decir que no deben conducir. No, para nada. Lo que digo es que ya que el tránsito es un caos gracias a nosotros, aporten una cuota de atención. No puede ser que la señorita que iba adelante mío, choque al auto que lo precedía, por ver las ofertas de la zapatería. Juro que fue así. Me quedé mirando, me reí y la señorita al bajar me vio y por lo menos lo tomó con humor y también se reía. Al que no le gustó el chiste, fue al conductor del automóvil que perdió su baúl…

Otra anécdota: estaba parado en un semáforo, en una subida. El auto que me precedía, conducido por una señorita, se empieza a ir para atrás. Yo observaba, con cierta desconfianza, puesto que veía como su auto se me venía acercando. Por temor a que me choque, comencé a hacerle luces, pero el auto seguía acercándose peligrosamente, mientras que yo insistía con las luces. Cuando la distancia era por demás pequeña, opté por unos sutiles bocinazos, que no impidieron que su auto choque al mío. Acto seguido, la señorita se asoma por su ventanilla y me grita: “¿Qué querés? ¿No ves que está el semáforo en rojo?”. En conclusión, nunca se dio cuenta que su auto fue el que se movió…

Por eso, que mejor que para minimizar los riesgos ofrecerles este pequeño automóvil. Todo un clásico, nacido del conocido 600, este Múltipla puede ser considerado el primer monovolumen. En poco más de tres metros y medio podía trasladar a 6 personas. De acuerdo no de la manera más segura y cómoda. Por ejemplo el conductor llevaba entre sus piernas la barra de dirección que estaba en posición vertical, entre el embrague y el freno. El acompañante no la pasaba mejor, puesto que sus piernas iban por delante de la rueda de auxilio y la bolsa de herramientas.

Si bien estéticamente hablando, no ha sido un prodigio, su diseño frontal con la cola alargada, no solo era motivo de burlas, sino que también era tratado como un “patito feo”, que con el tiempo se convirtió en un clásico. Y aunque en el momento no se sabía, sirvió como base para muchos futuros automóviles.

Te gustó este artículo? Compártelo!

Dinos lo que piensas