Wednesday 21st November 2018,
Sobre4ruedas.com

2019, sin duda un buen año para la Chevrolet Silverado


Son los 4 cilindros de la nueva Silverado una buena noticia?

Chevrolet presentó el Silverado 2019 en un evento especial en Dallas en diciembre pasado, programado para coincidir con el aniversario número 100 de las primeras camionetas Chevy. El fabricante nos dio un avance (exterior) en enero en el Salón Internacional del Automóvil de América del Norte, y esta semana permitió a Digital Trends ponerse al volante por primera vez.

El equipo de DT no estuvo en la camioneta por mucho tiempo, y apenas se pudo profundizar en la tecnología del panel de control o las opciones de equipamiento interior, ya que de lo que se trataba era de probar el motor. Y hay que decir que se pudo dar una cuenta más que decente de lo que viene en el futuro. ¿Te lo decimos ya, sin rodeos? Este 2019 será un muy buen año para la Chevrolet Silverado.

Son buenas noticias, especialmente si consideramos que Ford y Ram han puesto en el mercado de las camionetas muy buenos productos, y los “Big 3” americanos están dejando —en lo referido a las camionetas— muy atrás a los japoneses. Ojo, que no conseguimos saber precios, ni información de la Agencia de Protección Ambiental ni de sus capacidades de remolque.

¿Qué sabemos del interior? Pues que es más grande que antes. Chevy agregó 1.6 pulgadas al vehículo en general, y 3.9 pulgadas a la distancia entre ejes en los modelos de cabina doble. Los modelos Crew Cab han mejorado mucho en espacio y comodidad en el asiento trasero, y los modelos de cabina extendida también tienen más espacio. Chevrolet también anunció una mayor capacidad de carga.

El interior que conoció Digital Trends parece ser la configuración estándar de Chevy. Nada de lo cual quejarse, pero tampoco nada nuevo. Excepto por esto: las dos nuevas camionetas que se probaron (con el V8 de 5.3 litros y el modelo de turbo de 2.7 litros) fueron particularmente muy silenciosos, mucho más que el modelo actual. Recortar, ajustar y reubicar: así como el sistema de infoentretenimiento, todo parecía bastante estándar. Sin embargo, eso puede cambiar a medida que Chevy continúe presentando su Silverado 2019 por etapas.

La gran novedad técnica que viene bajo el capó te la acabamos de contar ayer. El motor turbo de 2.7 litros es un diseño DOHC de 16 válvulas de inyección directa desarrollado específicamente para el mercado de camionetas, el cual que produce 310 caballos de fuerza y 348 libras-pie de torque. Para alcanzar esos números, el nuevo motor usa un turbocompresor de doble voluta para una respuesta instantánea del acelerador. Si bien la unidad de doble voluta es similar a un doble desplazamiento, existen diferencias significativas de diseño, incluido el enrutamiento del flujo de aire hacia los lados opuestos de la rueda de la turbina para evitar interferencias.

El nuevo motor también incluye la desactivación de dos cilindros, sincronización dinámica de la leva y cambios en el perfil de la leva en función de las necesidades de potencia. Ambos árboles de levas son unidades de dos piezas que ofrecen a cada válvula dos o tres perfiles de elevación diferentes para alta potencia, baja potencia y capacidad de desactivación. Chevy volvió a usar el antiguo nombre de “Tri Power” para este nuevo sistema, que debería complacer a los entusiastas.

El motor también cuenta con una bomba de agua para reducir el arrastre en el sistema de energía. En general, la Silverado 2019 con el 2.7 litros involucra un ahorro de 380 libras con respecto al modelo 2018 con motor V6.

En los motores V8, la gran noticia es el nuevo sistema Dynamic Fuel Management que lleva la desactivación de cilindros al siguiente nivel. A diferencia del sistema anterior —que cambió el motor de un V8 a un V4— el nuevo sistema ofrece 17 perfiles de desactivación distintos, y demora 12.5 milisegundos en adaptarse a las condiciones cambiantes en tiempo real.

Además de las opciones del motor de gasolina, a principios de 2019 estará disponible un nuevo motor de seis en línea y 3.0 litros Duramax turbo diesel.

La calidad de manejo es aquí lo verdaderamente importante, ya que la Ram elevó el listón con el Ram 1500 2019, y Ford lo ha conquistado a todos con su motor V6 de 3.5 litros. Y sí: la Silverado tendrá las habilidades necesarias para competir, sin lugar a dudas. Impulsado por los modelos actuales, el 2019 tiene una dirección más suave, y toda la camioneta se siente más ligera y receptiva, al tiempo que proporciona una marcha suave y constante muy mejorada.

El V8 de 5.3 litros proporciona una potencia percibida acorde con su par motor. Está acoplado a la nueva automática de 8 velocidades es una opción sólida para el remolque, el rendimiento y el uso diario. Cuando se compara con el modelo 2018 (con una transmisión de 6 velocidades), los ingenieros de Chevy aseguran medio segundo más rápido en la aceleración de 0 a 60 mph.

Sin embargo, la experiencia especial es la turbo de 2.7 litros. Digital Trends manejó la camioneta antes de saber lo que había debajo del capó, y todos juraron que se trataba de un motor V6 de 3.0 litros turbo, o “un infierno de cuatro explosivos”. No se puso un reloj para saber la aceleración de 0 a 60, pero el motor siempre estuvo enérgico, listo para el rock and roll en todo momento. El turbo cuatro también estaba acoplado a la misma automática de 8 velocidades y hacía un buen uso de los engranajes.

También podríamos sentir la diferencia en la respuesta de la suspensión y la dirección entre los modelos 2018 y 2019. Así es que, amigos, un consejo: si están considerando la idea de comprarse una camioneta nueva este año, espérense a los modelos 2019 antes de tomar una decisión.

La EPA aún no ha emitido su juicio sobre ninguno de estos motores para 2019, pero esperamos mejores calificaciones que los V8 en años anteriores, y muy buenos resultados para el de 2.7 litros.

La competencia en el mercado de camionetas es brutal, fundamentalmente, porque los clientes lo quieren todo: potencia, asequibilidad, manejo y refinamiento de interiores. Según lo que vimos, Chevy va a hacer que sus productos compitan cara a cara con el EcoBoost de 2.7 litros de Ford y el HEMI de 5.7 litros de la RAM, con o sin su sistema híbrido de ayuda ligera. Con una dinámica de manejo mejorada y una tecnología de motor avanzada, 2019 será un gran año para los camionetas en general, y para la nuevo Chevy Silverado en particular, sin ninguna duda.

Te gustó este artículo? Compártelo!

Dinos lo que piensas